Ya tienes la excusa para no hacer la cama, es más higiénico.

La ciencia ha encontrado que un cuarto desordenado en realidad podría ser mejor para tu salud
25 de Feb de 2017 por Carlos Vaz

Todo se debe a los ácaros del polvo, que habitan en nuestra cama, estos bichos se dan en condiciones húmedas y cálidas, como las de una cama perfectamente hecha, pero se secan si las sábanas están al aire libre.

Los ácaros, tal y como explica un estudio de la Universidad de Kingston, en Londres (Reino Unido), solo pueden sobrevivir ingiriendo agua de la atmósfera y acostumbran a sentirse especialmente cómodos en ambientes más bien oscuros. Si uno deja la cama sin hacer con el propósito de eliminar la humedad de las sábanas y el colchón lo que consigue es deshidratarlos y acabar con ellos. Abrir las ventanas para airear por lo menos 30 minutos y dejar entrar la luz del sol también resulta de gran ayuda.

"Algo tan simple como una cama sin hacer durante el día puede eliminar la humedad de las sábanas y el colchón por lo que los ácaros se deshidratan y finalmente mueren."

Otros artículos